Reservaciones Para Grupos Registro: 16:00 Salida: 12:00 Flexible Dates?

El HOTEL EN EL MIDTOWN DE LA CIUDAD DE NEW YORK

EN EL CENTRO DE LO
MEJOR DE NEW YORK

Muy cerca del centro de la ciudad. Hospitalidad clásica. Máximo confort. Un pasado histórico. Puede encontrarlo todo en el Park Central New York Hotel, ubicado justo en medio de las principales atracciones turísticas y hoteles en el Midtown de Manhattan. Nuestra combinación de emocionantes servicios rinden homenaje a nuestro glamoroso pasado, al mismo tiempo que presentamos un giro moderno en el electrizante entorno del hotel. Los huéspedes se deleitarán escapándose de la agitada vida de la ciudad para disfrutar del elegante Park Central New York.

Todos los servicios
que pueda imaginar

  • Central Market, un local de comida rápida que ofrece un económico surtido de platos preparados y bebidas
  • Espacio para eventos de 1.400 m2 para reuniones y celebraciones especiales
  • Servicios empresariales vanguardistas
  • Televisión LED con pantalla plana de 46” disponible en todas las habitaciones
  • Servicio de asistente personal
  • Personal multilingüe
  • Servicio de aparcacoches

 

La tarifa de $31.00 más impuestos por habitación y noche
ofrece a nuestros huéspedes un paquete excepcional de servicios.

  • Acceso inalámbrico y de alta velocidad a Internet (WIFI) disponible en todas las habitaciones y en los espacios públicos para un máximo de 5 dispositivos
  • Llamadas locales y nacionales a larga distancia ilimitadas
  • Servicio de custodia de equipajes a la llegada y/ salida, hasta las 21:00
  • Uso ilimitado del Private Health Club las 24 horas del día, los 7 días de la semana con cintas para correr, bicicletas estáticas y pesas.

 

“Una carta de amor a New York City”

El principal diseñador encargado de la renovación del hotel se inspiró en su emplazamiento en el epicentro de New York City. Seguramente podrá observar toques en el diseño que rinden homenaje a la majestuosidad de Central Park, así como otras atracciones culturales en un radio de 3 manzanas. El proyecto fue tan personal para Jeffrey Beers, de Jeffrey Beers International, que lo denominó "una carta de amor a New York City".